Tras las protestas de Lafayette Square en junio, la policía de Washington DC utilizó tecnología de reconocimiento facial para identificar a un manifestante que presuntamente había golpeado a un oficial en la cara. Encontraron al hombre después de alimentar una imagen de él que encontraron en Twitter a través de una base de datos no revelada anteriormente llamada Sistema de Líderes Investigadores de Reconocimiento Facial de la Región de la Capital Nacional (NCRFRILS). 

Esta es la primera vez que nos enteramos de esta base de datos, a pesar de que se ha utilizado en otros casos relacionados con la trata de personas y robos a bancos. De acuerdo a El Washington Post, 14 agencias locales y federales han utilizado el sistema más de 12.000 veces desde 2019. Es parte de un programa piloto que el Consejo de Gobiernos Metropolitano de Washington ha estado operando desde 2017. Un portavoz de la organización dijo El Washington Post no ha anunciado públicamente la existencia de NCRFRILS porque todavía se está probando. El consejo dice NCRFRILS nunca se ha utilizado para recopilar información sobre manifestantes pacíficos. Sin embargo, la policía lo usó en el incidente de Lafayette Square porque el manifestante presuntamente había cometido delitos. 

Este no es el primer ejemplo de la policía de EE. UU. Que utiliza tecnología de reconocimiento facial para identificar a un manifestante. En agosto, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) aprovechó una base de datos de reconocimiento facial para investigar a Derrick Ingram, un activista de Black Lives Matter que supuestamente había usado un megáfono para gritar al oído de un oficial.

Leer también  Acer actualiza sus laptops Swift 3 y 5 con CPU Intel Core de 11a generación