Los usuarios de Facebook en Australia podrían perder la capacidad de compartir noticias en la red social, advierte la compañía. La amenaza es el resultado de una ley propuesta por la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC) que requeriría que Facebook y otras empresas de tecnología paguen a los editores por su contenido. Facebook ha sostenido que el contenido de las noticias «no es una fuente significativa de ingresos» y que dicha ley «ignora el valor financiero que aportamos a los editores».

Ahora, Facebook está dejando en claro lo que anteriormente solo había insinuado: si la propuesta de la ACCC se convierte en ley, apagará «a regañadientes» la posibilidad de que los editores o usuarios compartan noticias en el país. La prohibición afectaría las noticias de las organizaciones australianas locales, así como los medios internacionales, y afectaría tanto a Facebook como a Instagram. 

En un comunicado, la compañía dijo que ha ofrecido alternativas, como llevar Facebook News a Australia, pero que las propuestas «se pasaron por alto». “Nos queda la opción de eliminar las noticias por completo o aceptar un sistema que permita a los editores cobrarnos por todo el contenido que quieran a un precio sin límites claros”, escribe la compañía en una publicación de blog. «Desafortunadamente, ninguna empresa puede operar de esa manera».

Facebook no es la única gran empresa de tecnología que se opone a la ley propuesta. Google también ha estado luchando contra la medida. El gigante de las búsquedas ha desactivado anteriormente funciones en países europeos que intentaban obligarlo a pagar a los editores.

Leer también  Juez dictamina que el FBI y la NSA infringieron la ley y las órdenes judiciales con la recopilación de datos